martes, 10 de enero de 2012

05-01-1999 - ESCRITOS DESDE EL EPEJO

¿Qué puedo decir?  tanto puedo decir pues las calles me ofrecen el fertilizante para las imágenes de sol bajo las estrellas, no se puede ver muy lejos, apenas si se vislumbra un carnaval al que uno está invitado, pero al que no es preciso engañar con la enredadera de la misma idea, de la misma necesidad escondida que se desenrrolla en las noches de luna llena, las de soledad protegida por el viento, las de compañía lejana en un insípido sopor de actuaciones válidas, no hay pues mucho que destacar de lo indestacable, más que las estacas que se meten en las venas y triunfan con nudos desgarradpres, soplidos de incertidumbre y frío.
Los ojos palpitan tímidos pues se sienten indignos de las siluetas embozadas en caminos de penumbra a los que no hay acceso con los pasos, ni regreso deseado.
Se simula el acontecimiento gris de las risas exteriores, más se gestiona el llanto interno que sucumbe la apariencia. Se concibe poco, pero no se externaliza, el encierro es conciente, o al menos se amarra por los lazos del pasado, de lo mal acontecido o de lo que se considera no cuerdo. Por ahí se te advierte de lo que a algunos divierte, pero que precioso dolo plañidero cual la risa, como liga, ya se advierte el momento que precisa, como siempre no hay asombro, apenas si escucho un poco un empellón con el hombro y todo se desliza, en otros estados parece, pues el descaro es cien por ciento, pero me gusta el hecho de lo azul del firmamento, no se ven viejos conexos pero por ahí volaran al lado, no me preocupó por eso, pero por lo otro muy buen tanto.
Que desdicha de la mirada taimada y descontenta de ese sentir arrepentido, de esa moral usurpada por lo que ignora, ¿qué tanto pinche protocolo? ¿qué tanto trámite inecesario? ¿qué corrupción la que se nos avienta a todos? para que nos envuelva como red de las que muchos no quieren salir pues conducen su auto de consuelo en la carretera de lo vellones, donde no les importa ser animales infecundos, inútiles e inoperantes, pue ellos tienen mucha lana(y saben decir beee) Lo decía falsamente aquel flameante porvenir impuesto que no puede fallar ni un día pues si así fuera en la calle alguien lo desdeñaría. Y por cierto que enfrentan a los mismos deseos, a los mismos o peores terrores, pero como consecuencia de ninguna causa, por el hecho simple de quizás voltear buscando algo semejante, talvez en un nivel distinto, en otra categoría pero igualandose en el desempeño incapaz de levantar esperanzas o sembrar amores, recurro a un por ahí que como sueño alquilado se pregunta ¿Por qué?  pero no parece haber respuesta y se ciñen las palabras por un silencio abrazador, la ausencia se abalanza con ruidos y palabras falsas, es díficil bloquear ésta avalancha que te lleva a un cuadro de perdición y sin rumbo donde te persiguen sombras bajo las estrellas.
Es menester pues encontrar un refugio, un aliado para redondear la rueda de escape, donde haya quién conduzca, quién mande aunque sea lo que no sabe, sabiendo gritar y hacer gritar, no hay pues ya dignas huellas que den senderos luminosos, son remotas y son bifurcadas en mil llantos, ya no se vela por la sonrisa sana, por la carcajada interna que contagia de alegría a todo el que la escucha, los pilares del altar maginario escurren como velas sin estar encendidas, el pabilo se retuerce deseando no existir pues se aplasta la ilusión eterna.   Impávidos algunos encuentran el propósito de encender la llama de la vida y con pasión se entregan a sus ideales. No hay muerte para amainar tales esperanzas, ni ejércitos, ni bombas, ni cabezas nucleares...pero en ocasiones son más fuertes de que no hay similares.

Que gozo cuando lo crítico se esfuma trás la cortina del infinito, pero que cruel es ver como se esconden sus cordones por invisibles seres que quizás no se dan cuenta por cuestiones de su experiencia.

¿Cómo?     desde palacio sale ese rey miedo, no me explico por que lo adoramos y lo hacemos más fuerte, luego no podemos atravezar el foso incongruente hacía el jardín anhelado.  Los cocodrilos lloran devorando los sueños, más por ahí se rumora sobre las lágrimas de cocodrilo.
Incluso creemos en la fentasía más cruel de el ejército palaciego donde hay tantos errores, temores y frustraciones.  se requiere una égida poderosa, la cual sea visible para los otros guerreros, que parezca socavar la infelicidad inflingida por los dragones que queman la mente, se construyen ciudades de vacío, de nada, preferible ésta nada cuando es tan llena y completa, cuando te arrulla entre aguas de paz y te mece en sus reflejos de libertad, llevandote lentamente por sus caidas de cristal tan emocionantes como aleccionadoras, por lagos de amor sin límites, por esteros de sabiduría y en algún momento dado, entre las olas eternas del INFINITO.

Delirio estremecedor se enjuga por las avnidas monótonas de muerte sin razón, brillo que agita mi causa pero se pierde en visiones adversas que ahora veo al revés y prorrumpen en estupideces.
Argumentos me tienden en un muro húmedo y lamoso, como cadenas perpetuas de mis sueños... escapo hacia un calabozo más hermoso, donde no lo sabría si no lo se.

Por qué no me hace feliz, no me engaña y no me contentan sus falacias constantes disfrazadas de placer al instante, de proceder diletante, sin sentir y sin sentido, pero con muchas sensación...perversos esfuerzos inmersos en versos que ni sabemos porqué proceden almuerzos, comidas y cenas, al cotidiano mundo moribundo. Ignominia amasada y calentada en los comales del sistema insano, en sus calientes fábricas, en sus carbonizadas mentes, consuelo es el padecer acompañadas acabando con lo que pudiera ser hielo displicente, con todo el contingente.
El temor se enseña, la penitencia, la autoflagelación, la eutanasia sin asistencia, el omitir la presencia.
Y se cultiva en fértil territorio brotando tallos inseguros  con ramas autodidactas, que no quieren entenderse unas a otras, sacrificando los rayos del sol y de vida. El que ha dispuesto así las semillas cosecha sin remordimientos, sin angustias ni temores, él sólo sacia su sed y su hambre, desecha lo que quiere y toma facilmente los frutos pues éstos bien dispuestos se atienen. No hay pecado pues para quien por necesidad mata el alimento, quien cercena la vida por su sustento, quien vive desequilibrado para su equilibrio, quien hace la ley, pensando en los infractores.
Qué se puede esperar de éste régimen separatista, en ésta tradición de aislamiento, del gran ojo, o más bien del mucho ojo o también del muy ojete, del mira lo peor y estremecete cuando te rebasen mientras las nubes cubren la silueta de la hermosa luna; del no me mires ni mucho menos me toques; del obedecer solo a las fachadas; del ¡Cállate!  sobre todo contigo mismo; del dejate llevar, no te queda de otra.

Es más fácil someterse a un comodo acondicionamiento que intentar desacondicionar a todos...
también mucho más fácil ir por la carretera para llegar a un lado, que caminar bajo el cielo azsulado.
Pues quién podría perderse contigo en una caminata sin rumbo, ¿A quién le dan tal permiso?
¿Quién se lo da  a si mismo y lucha por él?

Preocupate por tener casa pues la tierra ya no es lugar seguro en el universo.
Habiendo tanto espacio, tanto recurso y aún así no aprenden la asignatura.
Procura protegerte del prójimo te dicen, pues ellos mismos te maldicen y temen por los que los puedan maldecir más fuerte que ellos. Prohíben: pues ellos en su represión creen deleitarse más que nadie. Engañan: porque carecen de sabiduría. Mienten: pues no saben lo que quieren. Gritan: solo ellos quieren ser escuchados, sufren más y no quieren ser los únicos, nunca se conforman pues no conocen de la humildad.
Venden, compran comercian sin ton ni son, sin adecuada razón, ya no saben ni que hacer con su tiempo. Están jodidos creen que ofreciendo tentaciones nos engañan a todos.
Imponen, creen ser omnipotentes ¿Para qué fin? de que se pueden ufanar, de ser pastores de ovejas muertas.
Gobiernan, destruyen, matan, aniquilan, berrinches a gran escala...tuvieron una noche mala.

Se siente como fluye la cálida sangre y es reconfortante pues no se duda que fluyen los buenos y cálidos espíritus por las arterias del mundo. Un EXHORTO quizás sea necesario, para encaminar a la gran ALMA, pues entre tanto ruido y engaño parecieran inflingir mortal daño, confío en el bien y en el porvenir, son necesarios cambios pequeños y grandes, jóvenes y viejos, hombres y mujeres, deidades, soles, lunas, estrellas, ideas, materia, libertades, AMOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ENTENDER

El que tiene que entender es el entendido.

El que no entiende quiere ser entendido (por el que entiende) para luego pre-tender entender.

Entiendo que el proceso de entender al entendido es la Unidad del ser que tiende a si misma, despues de haberse distendido.

Cualquier malentendido surge de un desentendimiento de la Unidad en expansión del SER [(ente) (tendido)]

¿Entendido?