martes, 10 de enero de 2012

00-02-99 ESCRITOS DESDE EL ESPEJO

Un intento por distinguir algo, pero es en vano buscar el objeto de intención entre el silencio obscuro que no propicia circunstancia para encajar una sombra,  fruto de la luz.
Avanza pálido el tiempo como sintiendo una responsabilidad grande, abstraído por el anacronismo de lo que pasa en él.   Quejas obtusas sin manifestación, engordan después de la preparación que enmarcó   a las reflexiones. Prescindes de disputas ante el desacuerdo y los juicios, prejuiciados y ligeros. Lo ves de pronto muy simple, demasiado, rayando en lo insustancial. Triste el hecho de que escuches sobre tal o cual chinche entre las costuras del colchón. El dísimulo del que dice lo que ya sabes o habla en otro idioma queriendo decirtelo todo con detalles, lo obvio no es tan obvio, pero lo que se te dice, sólo es cuestion de oírlo, lo que se te lanza sólo es preciso cacharlo y ya en tu guante pensarás que hacer, en un parpadeo analizarás la mejor sálida para que la entrada sea lo mejor posible, ya sabrás para donde ira la acción, a la inicial a segunda, a la antesala, a la casa, al jardín, a tu bolsa.    Hay tantas posibilidades, tanta... lo jodido es que te asquean los manejos y todas las pinches convenciones establecidas. Ajas la lucidez y rayoteas garabatos experimentales, sientes que alguien puso ese papel de por donde tu consideraste agarrar otro.
Todavía no se te aclara esa como fotocopia barata.
Te sientes como el estudiante de lo que no es su vida, pero que lo será, tal vez cuando la palanca le ayude a desarrollar sus mejores capacidades empíricas. Pues toda la galantería científica tal vez sólo le representó prueba y requisito para obtener algún papelito.
Como el director de cine decepcionado, como el director de teatro que junto con algún actor aspira con matar a alguien, acrecenta su intención junto con muchas otras y las va sintientiendo cada vez como indispensables, llega el momento de la acción, el de la total convicción . Y realiza con exquisita pasión los arreglos que tenía que hacer realidad (los asesinatos) y de pronto escucha la ovación de un gran auditorio, todo se le deshace súbitamente cuando ve más allá de las deslumbrantes luces de los reflectores, van apareciendo poco a poco las figuras escuetas de sus actores resucitados, del público, de la escenografía y de todo lo que lo rodeaba, que cosa más terrorifica para un director.
Más aún como un infante que no canta,  pero aspira y siente a pesar de que nadie le ha dicho que es mudo.

Adorarías unas bofetadas, unos cuantos machetazos desde el interior, un descascaramiento para tener las semillas por fuera y sembrar de nuevo, como una caída desde la ventana, un sueño iluminado de colores.
Tal vez tan sólo necesitas una nueva alba que te desnude después de esperar a que despertara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ENTENDER

El que tiene que entender es el entendido.

El que no entiende quiere ser entendido (por el que entiende) para luego pre-tender entender.

Entiendo que el proceso de entender al entendido es la Unidad del ser que tiende a si misma, despues de haberse distendido.

Cualquier malentendido surge de un desentendimiento de la Unidad en expansión del SER [(ente) (tendido)]

¿Entendido?